martes, 24 de julio de 2012

Este año disco nuevo (bueno, un par de canciones)...(VII): The Afghan Whigs


Pues como dejo claro en el título, lo de disco nuevo esta pillado un poco por los pelos, pero creo que esta banda no es recordada como debería, y me apetecía hablar de ella.
Su historia es de todo menos aburrida.

Nacidos a mediados de los 80 en Cincinnati, con Greg Dulli como cantante y guitarra, Rick McCollum como guitarra, John Curley como bajo y Steve Earle en las percusiones, la banda, que en principio estaba más cerca del garage y grunge de Dinosaur Jr, a lo largo de su carrera fue acercándose cada vez más al soul, consiguiendo un sonido propio y característico que les hizo despuntar. 

Tras sacar un primer disco autoeditado, "Big top halloween", este llegó a los oídos de uno de los fundadores del mítico sello SubPop, discográfica legendaria sobre todo por ser la cuna del grunge y por el que han pasado grupos de los más variados desde Sonic Youth hasta The Postal Service, pasando por Nirvana, Band of Horses, o The White Stripes.

Con esta discográfica sacaron dos discos, "Up in it" y "Congregation", que empezaron a darles reconocimiento y les permitieron girar con bandas como Mudhoney y Teenage Fanclub. También publicaron un EP de versiones, "Uptown Avondale", en el que daban rienda suelta a su pasión por el soul, versioneando, entre otros, a las Supremes y a Elvis.




Con el espaldarazo que recibieron con estas obras, lograron un contrato con una multinacional, Elektra, con la que editaron en 1993 una de sus obras mayores: "Gentleman". Ya desde la portada no se andan con tonterías, mostrando un niño y una niña semidesnudos levantandose de la cama: a pesar de los años, nunca dejamos de ser niños indefensos y egoístas. Entre las letras encontramos discusiones entre parejas, rupturas, problemas con las drogas y mucho alcohol y tabaco. Con esta obra se alejaban del sonido más sucio y punk de sus inicios, afinzandose en esa fusión entre rock y soul que les daría reconocimiento y éxito. Entre las mejores canciones de este disco están "Gentlemen", "What jail is like", o este "Debonair":




En 1996 volvieron a la carga con "Black love", ya con un nuevo batería en el grupo, Paul Buchignani, en recambio de Steve Earle. Este disco es más oscuro tanto en letras como en sonido, y en él, el propio Dulli reconocía estar influenciado por la literatura criminal del genial James Ellroy y el lado oscuro del mundo de los artistas y famosos. De hecho, se dice que esta es la música que el grupo había creado para un film perteneciente al genero negro que finalmente nunca fue realizado. Funcionó bien entre crítica y público, pero yo lo encuentro inferior a "Gentleman", y sobre todo al bombazo que publicarían el año siguiente...


Y es que en 1998 presentaron la que para mi es su mejor obra "1965", con la que alcanzaron la tan ansiada fusión perfecta entre soul y rock independiente. El cantante escribió la mayoría de las letras mientras intentaba recuperarse de una depresión, en gran parte motivada por los problemas que tuvieron con la discográfica Elektra en relación al anterior disco, y que les hizo firmar con Columbia. Como ya he dicho, este disco es genial, cañero, y muy sexy. Con una producción cuidada al detalle, en el disco podemos encontrar violines, saxofones, trompetas, pianos, coros femeninos... Y en cuanto a las letras, como no, canciones repletas de cigarrillos, alcohol, garitos de strip-tease, relaciones rotas. Una gozada de disco. Me resulta muy difícil elegir una canción, así que os dejo con la que abre el album "Somethin´ Hot", un autentico trallazo:




Mientras presentaban este disco, telonearon a los Aerosmith, que ya entonces era una sombra de lo que habían sido en los 70, pero que siempre merecerán un respeto por ser los que hicieron "Pandora´s box" y "Toys in the attic"... Como anecdota, contar que el cantante, tras un concierto en Austin, fue agredido, sufriendo una lesión en la cabeza que le tuvo en coma un tiempo (como tendría el cuerpo para liarla tan parda...) pero a los dos meses, siguió con la gira. Genio y figura.

En 2001, debido a compromisos familiares y la distancia geográfica que les separaba, anunciaron una separación amistosa pero no definitiva. Ninguno se desvinculó de la música, y Dulli, además de desintoxicarse asustado tras la muerte por sobredosis de su amigo, el director de cine Ted Demme, dejar de fumar y engordar bastante (tras verle en un concierto acústico, que estuvo genial, me lo encontré... en un restaurante), creó proyectos tan interesantes como The Twilight Singers y The Gutter Twins, este último junto a Mark Lanegan. La influencia de la banda se puede rastrear en grupos desde Modest mouse hasta The National.

En 2006 publicaron un par de canciones para un recopilatorio, esa maniobra comercial tan frecuente, pero no llegaron a girar juntos.
En diciembre de 2011, se volvieron a unificar, y esta vez con gira de por medio, como tiene que ser. Y por lo que se dice por las crónicas que he podido leer por ahí, manteniendo un nivel muy digno en directo (quizá alguno de vosotros, bastardos afortunados los vio en el Primavera Sound...).
Material nuevo parece que no van a sacar, pero por lo menos nos han brindado dos versiones "See and don´t see" y "Lovecrimes", que os dejo a continuación.






Puede que sea lo último que oigamos de ellos, pero esperemos que vuelvan a girar para darnos la oportunidad de disfrutar de su directo, aunque con lo prolífico que es Greg Dulli seguro que de una manera u otra podamos disfrutar de su gran voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada