martes, 27 de marzo de 2012

¿Y si el fin del mundo te pilla en la cama de resaca...?



¿Y encima con un desconid@? Pues esa es la original premisa sobre la que Nacho Vigalondo ha levantado su segunda película "Extraterrestre".
En primer lugar, la película esta bien, tiene varias cosas interesantes, pero aun no es esa gran obra que Nacho Vigalondo parece tener potencial para ofrecernos.
Para mi el principal problema es el enfoque que le ha dado a la película. A ver si me explico. La película se nos presenta una comedia romántica con un trasfondo de invasión alienigena. Hasta aquí no hay pega. La premisa es original, y esta bien apartarse de lo trillado. Pero aquí surge el problema, al menos para mí, y es el enfoque que le da a la historia. Tal y como yo lo veo podía haber seguido tres caminos:




a) El camino "La invasión de los ladrones de cuerpos" (la de Don Siegel, por supuesto). Obra maestra absoluta. Ciencia-ficción sin parafernalia tecnológica que utiliza una premisa fantástica para hablar de los problemas de su momento, y del individualismo como manera de sobrevivir en un mundo que tiende a uniformizarnos. Vigalondo podía haber seguido esta senda, y en algún momento lo plantea, pero no lleva la jugada hasta el final.




b) El camino "Señales". Otra gran película que nos cuenta un drama familiar con una invasión alienigena de fondo, siendo la invasión la materialización de sus miedos y problemas. También una película sin gran parafernalia, pero que emocionaba mucho y que estaba llena de secuencias memorables. Pues al igual que en el anterior caso, algo de eso hay, pero tampoco termina de tirar la cosa del todo por ahí.




c) El camino "Zombies Party". Un film cómico de genero fantástico que tira hacía la comedia, pero sin llegar a ser paródico, y que se sirve de un contexto límite para que surjan de el gags cómicos. Pues también hay algo de esto en la película del cántabro, pero tampoco llega a tirar del todo por la comedia descacharrante. Si que te ríes, sobre todo con el personaje de Carlos Areces, pero no se convierte la risa en el centro de la función.

Al final lo que parece que el realizador ha querido hacer es, sumar un poco de las tres opciones previas planteadas, pero para construir un retrato de personajes, lo que, a priori, no es necesariamente malo, pero es que las actuaciones de algunos personajes, sobre todo de la pareja protagonista, resultan en ocasiones incoherentes con lo que sabemos de ellos, lo que, por lo menos para mi, hizo que la cosa no terminase de funcionar del todo.

Lo que hay que decir, es que a pesar de que la opción escogida para la historia no haya sido la más adecuada, por lo menos para mí, si que esta contada de la mejor manera posible. A pesar de que tenía todos lo boletos para convertirse en una película teatral (cinco personajes, pocos escenarios...), no es así en absoluto. Tiene una puesta en escena dinámica y original (bastante más que "Los cronocrimenes", que resultó bastante más plana, aunque tenía una historia muy interesante), y el montaje le confiere bastante ritmo a la película, haciendo que resulte bastante entretenida.

En fin, que se trata de una película recomendable y supone un soplo de aire fresco en el panorama del cine patrio. Demuestra que Nacho Vigalondo es un realizador interesante, y deja con ganas de verle lidiar con proyectos más ambiciosos, como esos "Supercrooks" de Mark Millar (creador de Kick Ass), o su proyecto "Windows", que define como un thriller al estilo Brian de Palma...
Os dejo con su corto "Domingo" en el que "Extraterrestre" se basa parcialmente:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada