lunes, 15 de octubre de 2012

Lo increible...

El otro día vimos la película del momento, "Lo imposible", casi de visión obligada por la enorme y omnipresente campaña de promoción que tiene detrás. La verdad es que nos resultó bastante insatisfactoria, pero no podemos hablar de decepción, ya que, en general, sigue la tónica marcada por el anterior trabajo de su realizador, la muy mediocre "El orfanato": si aquella era una película de terror para aquellos que no ven nunca cine de terror, con una supuesta profundidad de argumentos y personajes (de la que en realidad carecía) ausente (supuestamente) en el grueso del cine de terror para acercarla al público masivo, este "Lo imposible" sería una versión digest de las películas de supervivencia y desastres, revestida de un envoltorio de espesor emocional para hacerla apta para todas las audiencias.

En primer lugar vamos a comentar lo que no nos gusta. Lo peor de esta cinta es sin duda es el guión, que no hay por donde cogerlo. La película juega desde el primer momento la baza de que se nos narra (palabras textuales) "la historia verdadera" de una familia que sufrió el tremendo tsunami que azotó Tailandia el 26 de diciembre de 2004 con la intención de hacer más dramático todo lo que ocurre, aunque no se sabe donde queda esa veracidad.... De primeras, se recurre a todos los estereotipos del cine de catastrofes (genero que nos ha hecho pasar ratos buenísimos, por cierto) sin ofrecer nada nuevo: estan el egoista, el solidario, la anciana entrañable, la misteriosa... Vamos nada nuevo para una película que se pretende tan especial, y que, aparentemente, rehuye del cine catastrofista para ofrecernos algo distinto, pero sin dejar de serlo en ningún momento. Y además esta el hecho de que, a nada que se haya visto un poco de la inevitable promoción, uno ya sabe como va a acabar la historia, lo que le resta mucho suspense, que le habría sentado muy bien a la película, pero claro, nos están contando una historia verídica.... Y aquí viene el mayor problema de todos. Si la historia que se nos narra es verdadera (no unicamente inspirada en hechos reales, verdadera...), pues que se ciñan a la realidad en todo momento, y que no recurran al suspense en los momentos que más increíble y manipulador resulta, como la cadena de reencuentros que se produce al final, un cumulo de casualidades que no te las crees ni borracho y con el único objetivo de hacer llorar al espectador. Y encima, aunque no llega a las dos horas, se hace bastante aburrida en su último tramo

De cualquier manera, no todo es despreciable. Los actores, desde el primero hasta el último están todos muy bien, y resultan creíbles y emotivos. La película esta bien contada, se ve que el director tiene oficio, pero de ahí a que sea la gran esperanza blanca del cine español, y casi mundial, como alguno medios se empeñan en decir, hay un trecho. No creo que la película hubiese sido muy distinta, si, por ejemplo, la hubiese dirigido un artesano como Gore Verbinski, o Gary Ross, o Doug Liman, o uno de tantos de Hollywood, dicho esto con el mayor de los respetos a los artesanos, y reconociendo el merito que tiene el dirigir todo el aparato que hay detras de una producción como esta.

Por último, el toque Spielberg de la película.  Es una apreciación muy superficial. Por mucho que el director copie la caligrafía del barbudo (esos movimientos de camara, eso enlazados, la música con unos violines que remiten en todo momento a John Williams...), se queda en una mera mención, ya que carecen de la emoción y profundidad que (a pesar de que algunos la nieguen) tiene el cine de Spielberg. Al ver esta película viene a la mente "Caballo de batalla", con la que comparte estructura separación y reencuentro de los personajes protagonistas por una catastrofe. Y, bueno, "Lo imposible" sale perdiendo tanto en emoción como en puesta en escena en cada momento, sin ser esta una de las mejores películas de Spielberg.

Una película que no nos ha gustado, con algún momento bueno, pero que esta lejos, muy lejos de ser la maravilla como la que se nos esta vendiendo. Y a nivel personal, da bastante rabia que Bayona no abrace el cine de genero, como si le diese vergüenza ser un director de genero. Algo muy ibérico, por otra parte, ya que por aquí parece que si no habla de algo dramático, y a ser posible con contenido social, no se es un cineasta serio...
Os dejamos con el trailer, pero si tenéis intención en verla absteneos de verlo, ya que es uno de esos que desvelan todo lo que cuenta la película:




10 comentarios:

  1. Hi! Great site! I'm trying to find an email address to contact you on to ask if you would please consider adding a link to my website. I'd really appreciate if you could email me back.

    Thanks and have a great day!

    ResponderEliminar
  2. Queridos amigos; después de repasar la tropecientas mil y una críticas. Quería saber vuestra opinión. No la he visto. Sin embargo, tras lo leído: creo, que voy a optar por la opción de esperar al mercado del DVD o su pase por los canales Made in Berlusconi. Muy interesante la apostilla sobre Bayona; lo escuché en una entrevista. La eterna mácula de los cineastas ibéricos. Buen texto y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Buena factura técnica (que no es poco en el cine español) pero historia demasiado sentimentaloide y maniquea. No me llama nada, y eso que adoro a Naomi Watts.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. J.C. Alonso: Aun nos dura el sonrojo con eso de que alguien espere nuestra crítica... Guardate tu dinero, nosotros fuimos a verla porque querian ir unos amigos, y no la tacho de decepción, ya que no tenía ninguna expectativa, pero vamos, no es nada del otro jueves. Un abrazo.
    Cuttlas: Bienvenido. Técnicamente la verdad es que esta bien, y el director tiene oficio, pero yo me vería, por ejemplo, la entretenida "El dia de mañana" antes que "Lo imposible". Por lo menos es mucho más honesta. Eso si, Naomi Watts y el resto están estupendos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. A mí me daba que estaba llena de clichés del género de catástrofes. Confirmado. Si a eso se le añade la manipulación servida a base de casualidades para hacernos emocionar (me suena a emoción facilota), pues no. Nunca me tuvo buena pinta la peli y me fastidia al ser de un español. Los efectos tan espectaculares son un buen reclamo, eso sí, y tal vez por ahí el tío fue avispado (unido a unos protas bien elegidos y con tirón)
    Un abrazo, León. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  6. J Simpson: Pues, como bien dices cliches a tutiplen, lo que tiene mucha tela en una película que se las da de distina y profunda. Una pena. Yo estaría más contento si me hubiesen dado la dosis de aventuras y suspense que tiene que tener toda buena película de catastrofes. Y por mucho que se escuden en que es la historia verdadera, esto es cine, no un documental, y el cine nunca ha tenido necesidad de ser verdad para transmitir hechos y emocionar.
    Una oportunidad perdida.
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Me sentí un tanto estafado con esta película. Nos la venden como la nueva sensación cinematográfica del año, y a mí no me emocionó lo más mínimo por lo pobres que resultan los personajes, planísimos.
    Muy bueno el apunte de Spielberg, tendrá películas mejores y peores, pero sabe retratar conflictos familiares con cierta profundidad.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Mike Lee: Nosotros estafados no nos sentí, ya que no teníamos muchas expectativas despues de la chorrada que fue "El orfanato". Esta es mejor, pero desde luego no situa al director entre los grandes, como otros se empeñana en señalar. Y por supuesto que esta a años luz de Spielberg, por mucho que copie su manera de rodar.
    Saludos y bienvenido

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ¡Aquí con el feedback de críticas! Bueno, está bien que coincidamos con la dirección y las interpretaciones de los actores :D Por otra parte, sí que te doy la razón en que, comparado con el conjunto, el guión seguramente es su mayor debilidad. No obstante, lo que me gustó precisamente de cómo está contada la historia es que, a mi modo de vista, no quiere centrarse explícitamente en quién son ellos, en la familia concreta -esto de verídica es un graaan fallo de la productora de toda la campaña que se ha hecho a su alrededor-, sino en el terror que pudiera haber soportado cualquier persona y familia anónima que hubiera vivido esos hechos. Y en cuanto a los tópicos del cine de catástrofes, es verdad lo que dices de ciertos personajes estereotipados, pero estos salen muy poco, son meros puntos de apoyo para la historia de la madre y el hijo. Así pues, al contrario que otras películas del género, no tenemos distintas historias paralelas con muchos protagonistas distintos. Aquí sólo hay una con dos protagonistas centrales, de ahí que me guste tanto el montaje, que hasta casi la mitad del film no te enseña dónde está el personaje de Ewan McGregor.

    Uiii, esto está quedando muy largo... Sólo decir que sí, que el final parece completamente irreal, pero, por una parte, ya he leído en varias ocasiones que ocurrió prácticamente igual, y por otra, también lo veo como un buen recurso -no sin un poco de ironía- de catarsis final. Perooooo, aquí cada cuál lo ve de un modo distinto. Me ha gustado leer tus argumentos, y entiendo la mayoría de ellos, aunque no los comparta. Eso sí, aunque se le noten algunos toques, Spielberg le queda aún lejos a Bayona.

    ¡Saludos!

    M. del Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu posición, y la defiendes muy bien, pero en lo relativo al final, como ya se habían acumulado tanto dramón y no había habido ironía en ningún momento de la cinta, fue lo que me faltaba para dejarme fuera de le película del todo. Y si a eso le añadimos la foto de la familia real, pues ya, apaga y vamonos.
      Al hacer una película basada en un hecho real se puede ir por dos caminos: el de "Argo" o "La red social", que se venden como inspiradas y buscan el realismo pero se toman sus licencias cinematográficas; o el de "Domino" o "Confesiones de una mente maravillosa" y aunque se venden como basada en una historia real, despliegan una ironía tremenda que hace que (en este caso sí) nos lo tomemos todo con ironía y regocijo. "Lo imposible" coge lo más endeble de ambas maneras y lo une, y claro, termina haciendo aguas...
      Saludos y muchas gracias por colaborar.

      Eliminar