viernes, 12 de septiembre de 2014

Llevada al límite



Lucy es una chica americana que está estudiando en Taiwan. Pero lo que le gusta más es la fiesta. Así que un día, tras una noche de farra, su último ligue la obliga a hacer de correo en un chanchullo de drogas. La cosa se complica y finalmente la convierte en una mula obligada a la que injertan una nueva droga experimental. La bolsa se rompe y en lugar de morirse, Lucy empieza a desarrollar progresivamente su capacidad cerebral por encima del tan famoso 10% y empieza a adquirir habilidades inesperadas...

Esta película es curiosa por muchos motivos.
El primero es su relación con "Trascendence", otra propuesta de los últimos meses sobre la evolución de la mente humana. No tanto porque traten temas parecidos (eso no es nada nuevo hay: están las películas de estreno casi simultaneo sobre meteoritos, Robin Hood, volcanes o incluso peces animados...) sino por como evoluciona cada una de ellas. Si en "Trascendence", a pesar de su nombre y de venir apadrinada por el sobrio Christopher Nolan, encontrabamos al final una película algo hueca tanto en fondo como forma, ahora está en los cines "Lucy", que a pesar de ser vendida como el nuevo producto de acción del largamente disperso Luc Besson, acaba exprimiendo muchos más las posibilidades tanto visuales como narrativas que el tema ofrece y el género de acción le ofrecen, para terminar sobrepasándolo.
Luego está el hecho de que en las dos cintas esté Morgan Freeman, interpretando un papel similar. Esto no es nuevo, ya que a día de hoy Freeman es un actor encasillado. Pero es que además, este hombre está haciendo ultimamente unos documentales bastante curiosos que hablan sobre ciencia. Se ve que los documentales le han hecho que le pique el gusanillo de la ciencia extrema.
Y por último lo más anecdótico: la similaridad del personaje protagonista con el que viene interpretando Johansson en el universo Marvel, la Viuda Negra, ya que se puede ver esta película casí como el origen apócrifo de este personaje, lo cual no deja de tener cierta gracia...

Aunque siendo justos, la película tiene más interés, más allá de estas anecdotillas. Y lo es, por sorpresa, gracias a la labor de Besson tras la cámara.
Ya desde el principio el director opta por, tras un prólogo situado en los albores de la humanidad, ir llenando la secuencia en la que Lucy es forzada a servir de correo por su último ligue, con insertos de cacerias de depredadores animales. Esto, que podía haber sido un recurso un poco simplón para inyectar tensión en la trama, es bastante interesante, ya que el comportamiento animal y su evolución va a ser el tema principal de la película. Además, la secuencia explicatoria de rigor sobre el uso del cerebro humano está resuelta de manera bastante agil y nada perezosa: la conferencia a cargo del neurólogo al que da vida Morgan Freeman, está intercalada a través de montaje paralelo en los primeros compases de Lucy tras iniciar
el proceso de potenciación de sus capacidades mentales. Y no queda ahí la cosa, ya que Besson, se toma la molestia de adaptar la manera de filmar las secuencias de acción al momento del desarrollo en el que se encuentra la protagonista: en los primeros compases, cuando aun es una chica normal, el montaje es más sincopado y nervioso, aunque bien rodado; cuando se inician sus poderes se muestra algo exhibicionista, algo lógico, teniendo en cuenta que es lo más coherente comportarse así al descubrirse semejante capacidades; pero conforme va adquiriendo más control sobre su cerebro, las secuencias se van volviendo más desapasionadas y frías, para acabar dejando de lado la acción en los últimos cinco minutos y abrazando abiertamente la ciencia ficción más cerebral en los estupendos minutos finales. Probablemente esa giro progresivo a la ciencia ficción, es uno de los motivos que uno de los adolescentes de la panda que tenía detrás y que seguro esperaban una película de acción de principio a fin soltara "¡¡Vaya mierda de peli!!"

Se pasó un poco el muchacho. No es una obra maestra, pero, como ya he dicho, está bastante bien resuelta y es bastante menos convencional de lo que se puede esperar, así que se disfruta bastante. Y además del trailer, dejó la canción de los créditos, de Damon Alborn, que me moló bastante.



11 comentarios:

  1. He leído muchas críticas negativas de esta peli, pero veo por la tuya que tambiñen es disfrutable. Quizás sea cuestión de darle una oportunidad teniendo en cuenta, eso sí, que tiene un enfoque un tanto peculiar y cambiante.

    La veré procurando tener la mente abierta (al menos al 15%) :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si que creo que merece una oportunidad. No inventa la pólvora, pero consigue trascender el cine de acción que venía practicando ultimamente Besson.
      Un 15% está bien. Y menos incluso, que yo no doy para mucho.

      Eliminar
  2. Yo estoy más de acuerdo con el chaval que tenías en la fila de atrás :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ví en tu blog que no te hizo mucho chiste, ya...

      Eliminar
  3. En principio me atrajo verla, pero luego cambié de idea. Leí tantas críticas negativas y con todas las pelis que me quedan po ver todavía... como que esta se queda en el olvido. Soy algo tajante, pero es así.

    Buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ahora mismo está bastante complicado elegir que película ver en el cine, porque hay muchas apetecibles. Te entiendo perfectamente, la verdad. Yo me decanté por está, porque a pesar de que le habían dado cera, me parecía que podía tener su aquel y lo tiene.
      Que tengas suerte con la película que elijas.
      Saludos y buen domingo para ti también.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Buenos días!!!

      De momento no he visto niguna peli en el cine. Estoy esperando a que estrenen algunas de las que me interesan, más adelante. Como vuelve a finales de Octubre, la fiesta del cine, aprovecharé para ir los tres días. Ya que la edicón pasada, no pude ir.

      Saludos y que tengas un buen día de Martes.

      Eliminar
    4. Yo no he podido ir nunca a la fiesta del cine, porque siempre me cae mal. A ver si este año ando más fino,y como tu, lo aprovecho más.
      Saludos

      Eliminar
  4. Muy buena entrada, describiendo perfectamente las sensaciones que puede dejar la película. No la he visto pero supongo que lo haré, me gusta mucho el cine de Luc Besson, o al menos el que hacía en los noventa (también tuve ocasión de ver su magnífica opera prima, "El último combate") y esta película me da que se parece a aquello.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la entrada. Yo la verdad es que nunca he sido muy de Besson, y la mayoría de lo que ha parido con su (muy exitosa) productora Europa Corp, no me atrae nada de nada. Pero la verdad es que esta le ha quedado más que bien.
      Saludos

      Eliminar