jueves, 28 de enero de 2021

Encerrado

 


Al inicio de la Guerra Civil española, Higinio, que había sido concejal del gobierno republicano en un pueblo andaluz, consigue escapar mientras le llevan a dar uno de los temibles paseos. Tras esto se verá obligado a recluirse en un diminuto cuarto secreto en su casa durante más de 30 años, por miedo a las represalias.

En su día, esta "La trinchera infinita" me daba un poco de pereza, pero visto la buena recepción que había tenido y las recomendaciones de gente que considero de bien, aproveche que, tras ser preseleccionada para los Oscar, y ante la carencia de estrenos, había sido reestrenada en cines de mi ciudad, para verla como toda película debería ser vista: en una sala con una gran pantalla y un buen sonido. Lo que si que me faltó para completar la experiencia cinematográfica fue verla rodeado de gente, ya que fui el único espectador en la sala (es la primera vez que me sucede: otras veces la persona con la que había ido y yo éramos los únicos espectadores, pero esta vez no había nadie más en la sala… Pese a todo mantuve mi mascarilla en todo momento). Anecdotas (tristes) aparte, vamos con la película, que es lo que realmente importa.


La cinta, que puede ser despachada con pereza/prejuicios (ya he reconocido que yo lo hice en su momento) como otra “películadelaGuerraCivilespañola”, ofrece bastante más que eso a todos los niveles. La película vendría a ser una mezcla entre película de supervivencia (es difícil que no vengan a la memoría “Naufrago” o “El pianista”), una drama de pareja, y también, claro está, algo de documento histórico. Y cumple, en general, bastante bien a los tres niveles.



Como película de supervivencia, destaca sobre todo en los primeros compases, en los que vemos las penurias físicas a las que se ve sometido el personaje, tanto antes de entrar en su agujero, como en sus primeros tiempos en él. Todas estas secuencias están bien rodadas, con cámara en mano que (casi) no resulta molesta, y que en general se entienden bien y consiguen transmitir la intensidad de esos momentos. Es llamativo el uso que hacen de la cámara subjetiva, que captura muy bien la sensación de vivir dentro de un agujero, aunque también saben cuando tienen que prescindir de ello para que esa filigrana visual no se convierta en una muleta. Y de hecho no lo hace, ya que consiguen mantener a la perfección el punto de vista subjetivo del protagonista: solo vemos y oímos lo que él. Volviendo con la odisea del protagonista, cuando las penurias físicas están superadas (aunque se vuelva a momentos que se podrían definir como más de género, como el homicidio en defensa propia, o la investigación por parte del vecino fascista recalcitrante, obsesivo y rencoroso pero, pese a todo, muy perspicaz…), empiezan la parte más dura de la odisea que vive el personaje: la emocional. Porque la película no habla solo del cautiverio físico, sino también de las cárceles mentales en las que nosotros mismos nos encerramos normalmente. Aquí la verdad es que hay también un buen trabajo de guión, reduciendo la mente del protagonista a la par que reducen su espacio: se va volviendo cada vez más desconfiado, temeroso y amargado. Todo esto muy bien reflejado en, por ejemplo, lo relativo a su hijo, cuando, dada su incapacidad de ver por si mismo el mundo exterior, se dedica a sospechar hasta de su paternidad, dado lo, digamos para no arruinar los giros de la película, complejo de su concepción y nacimiento. O en todo el tercio final, en el que el personaje ya es incapaz de abandonar su mundo, y necesita hasta apariciones fantasmales para ser consciente del maleficio autoimpuesto...


Como drama marital también funciona bastante bien. Su relación resulta emotiva y creíble, y el tratamiento que se hace de ella refleja muy bien el paso del tiempo y  la mella que va haciendo en ellos. Un buen ejemplo de ellos son los encuentros sexuales, bastante bien rodados, y que reflejan muy bien la situación de la pareja: el primero de ellos en el agujero, apasionado y desesperado, con los personaje refugiándose el uno en el otro de un mundo que está contra ellos; el segundo cuando ya lleva años oculto el personaje de Higinio, en la cama, pero totalmente desapasionado, furtivo y rutinario. Es justo reconocer que esta historia de amor funciona por la buena labor de los actores, algo totalmente esperable en el siempre excelente Antonio de la Torre, pero que resulta más sorprendente en el caso de Belen Cuesta, que se sale aquí de su habitual registro cómico. Sin desvelar nada, los últimos emotivos cinco minutos de la película me parecen una de las más bellas demostraciones de amor que he visto en pantalla en mucho tiempo.

 

Y por último, está la  película como documento de una época. En este aspecto la cosa también funciona bastante bien. Lo primero que se agradece es que la cinta no sea maniquea a la hora de representar los dos bandos de la guerra, con unos muy buenos y otros muy malos, lo que no quita para que se muestren en toda su crudeza los temibles “paseos” y las detenciones sumarias y torturas que realizaba el bando nacional. Porque, por mas que el protagonista sea republicano, y el que se podría entender como el villano, sea, como ya he comentando, un fascista irredento, ambos tienen escalas de grises al ser descritos: por un lado el fascista se muestra totalmente amargado y ansioso de sangre (republicana) tras haber visto a su hermano ajusticiado por el ejercito republicano, y por otra parte, pese a que el lo niegue, tampoco queda claro que el protagonista Higinio, no tenga sus manos manchadas de sangre. Y otro aspecto para que funcione tan bien como documento es la excelente dirección artística de la película. Porque pese a que la película transcurre únicamente entre cuatro paredes, y solo sale de ellas en las contadas ocasiones en las que el protagonista lo hace, lo que está dentro de la casa y lo poco que puede atisbar mirando furtivamente desde la ventana reflejan muy bien el paso del tiempo: la ropa que utilizan las personas que entran en la casa y la decoración de la casa van cambiando; por fuera de las calles sin asfaltar se pasan a adoquines, se inauguran bares con terraza, desaparecen corrales… Todo hecho con bastante esmero y sin cargar las tintas, pero logrando a la perfección transmitir la evolución de la sociedad.

En cuanto a su metraje, es cierto que se trata de una película larga pero no alargada, ya que no sobranada, y todo está bastante ajustado. Si acaso encuentro algo de lo que se podría prescindir, es el episodio que involucra a los furtivos amantes homosexuales, algo superfluo y forzado, pero en general bien resuelto, ya que muestra otra de las realidades ocultas durante los años del régimen. Y puesto a buscar una pega, lo único que me molesto un poco  fueron los rótulos explicativos que van insertando a lo largo de la película, que la dividen en capítulos y recalcan ciertos aspectos, pero resultan innecesarios. Parece casi una falta de fé en si mismos por parte de los cineastas, ya que todo está muy bien explicado y no tiene que recurrir a ese tipo de aclaraciones para hacerse entender. De cualquier manera, se trata de algo totalmente disculpable.


Una estupenda película que cometí el error de dejar pasar y que he podido recuperar en sala de cine pandemia mediante. Espero que pueda seguir yendo a salas durante mucho tiempo.

 


7 comentarios:

  1. Me gustó bastante (aunque le sobra algo de metraje) fui a verla porque echaba de menos una película sobre los llamados "topos", los que permanecieron escondidos para evitar las represalias durante el franquismo, uno de los aspectos de la guerra civil menos frecuentados en el cine español. Además, me gustó mucho el trabajo de La Torre en "Caníbal".
    Una vez me encontré viendo una película en una sala vacía. En otra ocasión me dijeron que no habría sesión sin un mínimo de tres espectadores (la película era "Monsters", la de terror indie) por suerte acudió una pareja a la misma sala.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una película bastante interesante que se sobrepone a todos los cliches que se le podrían colgar. De la Torre es uno de los 2 o tres mejores actores del panorama nacional y a veces es el solito el que salva una película. Aunque yo si me tengo que quedar con una interpretación suya, me quedo con la magistral "El reino" en la que tiene un montón de registros.
      En cuanto a lo de ir solo al cine, es una experiencia tirando a triste, pero casi todo es más triste en pandemia. Lo que te pasó a ti era esperable con una cinta independiente que a mi ciudad ni llegó. A mi me pasó una cosa parecida. Hace ya bastante años, un amigo conseguía invitaciones para el cine en una asociación universitaria. Eran para películas determinados, pero nosotros pasabamos y nos colabamos en la que queríamos. ¿Que paso un dia? Que nos metimos a una sala (en la que daban la simpática "Sky High-Una escuela de altos vuelos" con Kurt Russell) en la que no había nadie, y por lo tanto significaba que no habían vendido ninguna entrada para ese pase. Así que hay estuvimos con la intriga de si nos mandarían salir de la sala o la pondrían y punto... Y al final así lo hicieron, y pudimos verla. Digno de Hitchcock ¿eh? ;P
      Un saludo

      Eliminar
  2. La tengo aún pendiente, por lo que comentas merece mucho la pena, espero que caiga pronto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que está bastante bien. Para mi fue una grata sorpresa.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Confiesto que aún la tengo pendiente. A ver si en breve saco algo de tiempo y le echo un vistazo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Welcome to Sattaking Record, Visit my website for getting Satta king games to result online and more information related to Satta king games.

    Satta King
    Faridabad Chart 2021
    Ghaziabad Satta Chart 2021
    Satta king games
    Satta result
    Satta King 2021
    Delhi bazaar 2021

    ResponderEliminar
  5. Why is the security of a website important for a business?
    According to Google, the security of a website is essential for a business. This means that if a website is not considered safe for users, then Google does not display it high in search results and this means that users may never find your business.


    How to put music on WhatsApp status
    Currently, any user can add music to their WhatsApp status. Besides writing text or putting images, songs can also be shared. Did you know about this function? To discover how to put music on WhatsApp status without having to download other applications or even with the help of another app.

    ResponderEliminar